3 de abril de 2020

Al contrario que en otras ocasiones a lo largo de la historia, cuando necesitamos estar más unidos que nunca, se nos solicita que mantengamos la distancia. Mientras muchos de nosotros estamos trabajando desde casa, y ya no compartimos la oficina, ni nos reunimos en las salas de conferencias o en la cafetería, ni nos quejamos por los atascos que sufrimos para llegar al trabajo, todavía estamos juntos. Nuestras experiencias compartidas, temores, adaptaciones e inspiraciones en torno a esta nueva normalidad nos acercan y ayudan durante esta época extraordinaria.

Más allá de las experiencias compartidas, nuestros valores como organización global son lo que nos une en un espíritu colectivo único, asegurando que nuestras mentes, nuestros pensamientos y nuestras acciones estén en la misma página, incluso cuando nos encontremos separados en el mismo espacio.

Nuestros valores son nuestra guía en los negocios cotidianos y en nuestra toma de decisiones; y, más durante este tiempo de crisis global, nuestros valores han adquirido un significado adicional...

  • Sentido común al cumplir nuestro cometido dentro de la sociedad para ayudar a detener la propagación del virus COVID-19;
  • Decencia común en la forma en que respaldamos a nuestros más de 14.000 empleados y a los demás durante estos tiempos difíciles;
  • Pensamiento poco común para apoyar a nuestros clientes, que nos necesitan más que nunca, durante estos tiempos sin precedentes;
  • Resultados fuera de lo común en la activación rápida de nuestros planes de continuidad comercial para proteger a nuestros empleados y nuestras operaciones.

Juntos cumplimos con nuestro cometido

Desde el inicio de esta crisis, hemos pecado de precavidos, implementando una prohibición global de los viajes internacionales desde el principio. Para dar soporte a nuestras comunidades locales y detener la propagación del virus, rápidamente trasladamos a más de 12.000 de nuestros 14.000 empleados a trabajar de forma remota. Dentro de las instalaciones que mantenemos abiertas para realizar servicios esenciales hemos adoptado pautas estrictas para promover la salud y el bienestar de nuestros empleados y socios, incluido el distanciamiento social, la provisión de equipos de protección personal, así como la limpieza profunda y la desinfección de las oficinas, siempre siguiendo la orientación del CDC y de la OMS. De esta forma, garantizamos la continuidad de los servicios esenciales que nuestros más de 300 millones de consumidores y usuarios confían en que Assurant les proporcione. Queremos cumplir con nuestro cometido dentro de la sociedad para detener la propagación del virus.

Juntos respaldamos a nuestros empleados

Estamos comprometidos a hacer todo lo que podamos para ayudar a nuestros empleados durante este período de incertidumbre, siempre con respeto, dignidad y comodidad, en la medida de lo posible, dado todo a lo que se enfrentan en este momento. Nos hemos comprometido a mitigar las preocupaciones de seguridad laboral a corto plazo, a la vez que ofrecemos apoyo financiero donde sea más necesario. Por ejemplo, como parte de nuestro Fondo de Asistencia al Empleado de Assurant Cares (ACES, por sus siglas en inglés) hemos lanzado un programa especial de Ayuda de Emergencia COVID-19 para dar soporte a los empleados elegibles que están experimentando graves dificultades financieras desencadenadas por la pandemia. La Fundación Assurant ha aportado una asignación especial de 500.000 $ al Fondo de Asistencia, y con el apoyo de nuestro comité de gestión, nuestra Junta Directiva y nuestros empleados hemos recaudado casi 500.000 $ adicionales a fecha de 2 de abril y ¡seguimos sumando!

Juntos damos servicio a nuestros clientes

Como dice nuestro propósito, en Assurant «protegemos lo que más importa». A lo largo de esta crisis, en asociación con nuestros clientes, hemos brindado asistencia continua a nuestros millones de consumidores y usuarios. Los servicios esenciales que brindamos, como mantener a las personas conectadas a través de teléfonos móviles y garantizar una cobertura continua en sus hogares, son más importantes ahora que nunca. No se trata, y nunca ha sido así, únicamente de una persona o un equipo encargado, sino que nos hemos reunido en toda nuestra organización global para respaldarnos mutuamente en la activación rápida de nuestros planes de continuidad comercial para proteger a nuestros empleados y nuestras operaciones. Y a pesar de los desafíos que ha generado esta pandemia, seguimos cumpliendo.

Independientemente de la volatilidad del mercado, nuestros fundamentos comerciales siguen siendo sólidos, por lo que estaremos allí para nuestros clientes, empleados y comunidades a largo plazo, mientras brindamos valor a nuestros accionistas.

Esta incertidumbre actual solo subraya cuánto confiamos en nosotros mutuamente, la importancia de mantenerse conectado, y cuán responsables somos con las comunidades donde vivimos y trabajamos. Juntos estamos unidos con una resolución común que ninguna distancia física puede debilitar.

Y, mientras estamos tan lejos en este momento debido al distanciamiento social, el aislamiento o el trabajo remoto; más que nunca, debemos valorar lo que significa estar «juntos».

Alan